¿VENDRÁ LA OPERACIÓN DE BANDERA FALSA EN UCRANIA?

Se define como Operación de Bandera Falsa en el ámbito militar, a la acción de un gobierno o ejército, con bandera distinta, para culpar al país contrario.

Ejemplos hay muchos, quizás mencionar algunos, o sucesos que resultaron como justificación de estas operaciones: el ataque a Afganistán con la excusa de que de allí nació el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, -sabemos que aún se duda quienes fueron sus autores. La falsedad de la tenencia y empleo de armas químicas por Saddam Husein, que luego nunca fueron encontradas, pero ya el país había sido saqueado y destruido. Se puede también mencionar la justificación de la incorporación total del EEUU en Vietnam, fundamentado en el «incidente de Tonkin», una simulación de ataques por lanchas norvietnamitas a barcos de EEUU, lo que fue desmentido después como hecho cometido por los propios norteamericanos.

En el caso actual, se acusa a Rusia de estar a punto de invadir Ucrania desde hace meses, ¿Quién es el principal acusador? Nada menos que el gobierno de EEUU, principal experto y ejecutor en operaciones de bandera falsa en la historia. Han pasado dos meses de la inminente invasión rusa y no sucede todavía, lo que evidencia su falsedad.

Lo que en verdad ha sucedido en estos meses, es que EEUU ya invadió a Ucrania, con el beneplácito de ese gobierno, ya hay tropas y asesores militares de EEUU en su territorio, incluso en la región del Donbás, toneladas de armamento y muchos dólares, que a modo de inversión se envía como préstamo, que los ucranianos deberán pagar obviamente, junto con ello, otros países del este europeo han recibido la “solidaridad occidental” de buques y aviones de guerra de la OTAN, para «defenderse» de Rusia.

Ahora en estos momentos, EEUU y la OTAN se encuentran preparando a la población europea y mundial , con su prensa, para que acepte como verdad el hecho que puede desencadenar el conflicto, lo que incluye asustar a sus conciudadanos a que abandonen Ucrania ente el «inminente ataque ruso».

No hay que dejarse engañar, esta posible guerra es el sueño imperialista norteamericano, el negocio, elemento esencial de su política exterior y la solución estratégica para mejorar su deteriorada economía, y la de sus aliados. No olvidar que EEUU se fue consolidando como primera potencia mundial después de terminadas la Primera y la Segunda Guerra Mundial, cuando sucumbía el imperialismo europeo. Necesitan una nueva guerra. Falta solo el hecho desencadenante, la operación de bandera falsa, que ya quizás esté preparada.

En Chile como es la norma, la prensa solo replica lo que difunden los medios occidentales: Los rusos, los rusos y los rusos son los malos, etc. Del gobierno solo se conoce un comentario del consulado chileno en Polonia, “la Cancillería recomienda a nuestros connacionales evitar, o posponer, viajar a ese país hasta que la situación sociopolítica se calme”, solo eso. Y de los militares chilenos, por la eventualidad de una guerra en Europa, incluso nuclear, de la que «nadie resultará ganador» según palabras del presidente de Rusia, Vladimir Putin, tampoco hay comentarios. Aquí la noticia militar es que un ex Comandante en Jefe del Ejército ha quedado retenido por manejos turbios de dinero fiscal, sumándose a otros ex jefes del Ejército, también corruptos, que ya están en detenidos. ¿Qué vergüenza no?

Solo decir finalmente que Rusia no invadirá Ucrania, no gana nada con eso, que no es cualquier país, y que ahora es un fuerte aliado de China, principal opositor militar y económico de EEUU.

 

José M. Carrera

Director CITEL

2022, Febrero

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *